¿Cómo elegir un lucernario?

Los lucernarios o también llamados claraboyas es una decoración que cada vez se implementa más en grandes edificios y construcciones. Su finalidad principal es dejar pasar la luz del sol a espacios oscuros a la vez que actúa como elemento decorativo. 

La cantidad e intensidad de luz solar que entra a través de un lucernario depende de su tamaño, orientación, diseño y tipo. En general, cuanto más grandes son, más luz natural dejan pasar. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no es aconsejable utilizar tragaluces grandes en zonas donde haya demasiada luz solar o donde pueda haber sombras formadas por edificios o árboles cercanos.

Tipos de lucernarios según el material 

Según el material del que estén creados podemos encontrarnos con distintos tipos de lucernarios

Lucernarios de policarbonato 

Las claraboyas de policarbonato son unas de las más comunes, ya que están hechas de láminas de plástico duras, resistentes, ligeras y duraderas, fáciles de moldear y que pueden teñirse en varios colores.

Además de ser duradero y fácil de moldear, el material también es fácil de trabajar. Su peso ligero lo hace ideal para su uso en edificios de gran altura, donde el peso de los materiales adicionales puede ser costoso. Las claraboyas de policarbonato también son más eficientes desde el punto de vista energético que otros tipos de claraboyas, ya que permiten que entre más luz en su casa durante el día y evitan que se escape el calor por la noche.

Entre sus características principales nos encontramos:  

  • Muy resistentes y duraderos
  • Moldeable
  • Posibilidad de teñirlo 
  • Aislante
  • Reciclable 

Lucernario de Vidrio 

 Cuando se habla de claraboyas de cristal para tejados, lo primero en lo que piensa la mayoría de la gente es en el hecho de que están construidas a base de cristal. Son transparentes y proporcionan luz cenital natural a un espacio interior.

Una de las preguntas más comunes que se hace la gente cuando ve un tejado de vidrio o una cubierta de vidrio transitable es si se romperá o no. Aunque esto es comprensible, hay muchos factores que contribuyen a la resistencia de su claraboya. La calidad de la instalación, que incluye el tipo de acristalamiento utilizado y la cantidad de peso que puede soportar antes de volverse frágil, son aspectos que influyen en su resistencia. El tamaño de la claraboya también es importante, ya que las más grandes pueden soportar más peso que las más pequeñas.

Para asegurar su resistencia se utiliza vidrio laminado que no se agrieta ni se destiñe.

Algunas de las características de este tipo de claraboya son las siguientes: 

  • Muy resistente
  • No se desgasta con el sol
  • Protege frente a los rayos UV
  • Reciclable 

Tipos de lucernarios según su apertura 

Según la manera en la que se abra, podemos encontrarnos con las siguiente clasificación: 

  • Apertura telescópica:  La claraboya de apertura telescópica es una gran solución para cualquier casa con techos bajos e inclinados.

La claraboya de apertura telescópica se abre y se cierra como un techo solar, pero se puede seguir viendo el cielo a través de ella cuando está cerrada.

  • Apertura por husillo: está enfocada principalmente a obtener ventilación y se suele utilizar en naves industriales o cuartos de baño. 
  • Claraboya fija: Se trata de elementos colocados para permitir la entrada de luz pero no se pueden abrir
  • Claraboya piramidal : Al igual que en el caso anterior, este tipo de claraboyas no permiten la apertura.

A la hora de decantarte por un tipo de lucernario u otro, debes conocer perfectamente cuál es el uso que le vas a dar, es decir, si será únicamente una entrada de luz o por el contrario quieres que sirva a su vez para ventilar la estancia. 

En Verticolor te ofrecemos soluciones de alta tecnología y con las mejores características del mercado. No lo pienses más y echa un vistazo a nuestra oferta.

0